miércoles, 13 de noviembre de 2013

Alumno: Mariana Gómez Rosales.

Mariana Gómez Rosales
La presidencia débil 2006-2012, Ensayo político sobre la dialéctica del caos
Grupo: 0022

En el libro “La presidencia débil 2006-2012, Ensayo político sobre la dialéctica del caos”, en los capítulos I y II, La ruta del colapso y Silenciosa pretorianización, respectivamente, nos explica la debilidad gubernamental que ha existido en el país, a tal grado que el Banco Mundial reprueba a México en estabilidad política, estado de derecho, control de la corrupción y rendición de cuentas, lo que significa que existe violencia, inseguridad, abuso del poder público y violación a nuestros derechos humanos, políticos y civiles.
Durante el gobierno 2006-2012 el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, dejó muy claro su propósito de luchar contra el narcotráfico, sin embargo no fue eficiente ya que la violencia creció y se hizo más notoria la presencia de carteles de la droga en el país, el problema es que se empezó a afectar a toda la población, violando así su libertad y seguridad.
Un factor muy importante para que el régimen sea débil e incapaz de solucionar estos problemas, es la dependencia que tiene a distintos factores como el ejército, la iglesia, los medios de comunicación, los sindicatos, entre otros, ya que el gobierno no puede controlar estos factores, esto nos muestra que como hace muchos años, el gobierno sigue dependiendo de pequeñas elites, por lo cual no puede dar un paso sin tomarlas en cuenta.
Actualmente, el ejército vuelve a tener un poder muy importante en el gobierno porque está teniendo participación en cuestiones políticas, ¿y cómo es que esto ocurrió? Especialmente en algunos estados del país, la violencia, que proviene de la lucha entre carteles o de carteles y policías, ya era incontrolable, así que se decidió que el ejército debía tomar  el control para poder apaciguar la situación.
A la población ya no le importa si es el ejército el que está tomando las riendas del problema, lo único que le importa es tener mayor seguridad y estabilidad tanto económica como emocional. Probablemente esta solución que se ha dado, tampoco ha sido la mejor, ya que el descaro de los carteles de droga es cada vez más grande. El problema está en la estrategia poco eficaz del gobierno, está entrando en un caos que día a día se vuelve más difícil de solucionar.
Con lo que respecta al mandato de Calderón es increíble el sufrimiento que se vivió, La guerra contra el crimen organizado durante el sexenio de Felipe Calderón dejó un saldo de 121 mil 683 muertes violentas, según datos dados a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)” 1 y por desgracia en el mandato presidencial actual no se nota mucha diferencia.
Con el presidente anterior y con el actual el gobierno ha sido incapaz de garantizar un Estado de Derecho a la población, lo que lo orillo como fin último a utilizar al ejército para luchar contra el crimen organizado. Claramente, el ejército es el beneficiado en esta situación, porque cada vez gana más áreas en la administración; pero el principal problema es que se esperaban mejoras con esta solución, sin embargo hasta el momento no ha sido así, si la última esperanza era el ejército y no está funcionando ¿ahora qué se va a hacer?.


1 Ricardo R (2013),Más de 121 mil muertos, el saldo de la narcoguerra de Calderón: INEGI”, Proceso, Consultado: 11 de noviembre de 2013, http://www.proceso.com.mx/?p=348816.


Nieto, Gerardo, “La presidencia débil: 2006-2012, Ensayo político sobre la dialéctica del caos”, México, Siembra, 2013.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada